Cómo conservar el café molido

27/09/2022

Servirse una taza de café y disfrutar del placer de ese momento, es uno de los pequeños momento más importantes para aquellas personas a las que le gusta el café. Y el café molido debe estar siempre bien guardado y almacenado para asegurarnos de que la siguiente taza seguirá siendo igual de deliciosa.

Porque además de la importancia de la conservación de los granos de café, tampoco es menor la conservación del café molido en nuestros hogares o negocios. Y es que en ambos casos, debemos tener muy en cuenta la humedad, el principal enemigo para su buen mantenimiento.

Factores negativos para la conservación del café

Hay un seguido de elementos que contribuyen a que el café molido acabe en mal estado. Pueden darse durante el día a día, así que es importante tenerlos en cuenta. Vamos a destacar 4 factores negativos para conservar el café, pues afectan a su composición y a parte de acelerar su fecha de caducidad, pueden echarlo a perder.

  • Humedad: aumenta el proceso de deterioro del café, pues permite que el moho u otras alteraciones pueden prosperar en la materia orgánica.
  • Oxígeno: el oxígeno del ambiente, en continuo contacto con el café, provoca que se acelere su proceso de oxidación, haciendo que pierda sabor y aroma.
  • Calor: algunos componentes del café molido se evapora y desvanece con más facilidad cuando el calor ambiente afecta al producto y altera su composición.
  • Luz solar: porque además del calor que puede provocar por su incidencia prolongada, la luz ultravioleta provoca una reacción química que aumenta la oxidación del producto.

Maneras de conservar el café molido

Partiendo de que lo fundamental es evitar que entre humedad en el café molido, contando también al oxígeno ambiente, luz solar directa y calor, vamos a ver cuáles son las mejores maneras para mantener al café molido en buenas condiciones y asegurarnos una rica taza de café.

Todos estos consejos de conservación son recomendables para los distintos tipos de molido del café, sean expreso, molida a la italiana o para filtro. Pero, como no, también son métodos aplicables al café en grano.

Café en bolsa sellada con zip

Una vez abierto y perdido su sellado original, la mejor opción son las bolsas que tienen un mecanismo de ziploc. En Café Bofarull, nuestras bolsas de café cuentan con este método de packaging, asegurando el mejor estado del café molido. Otra alternativa, sería cerrarlo bien con alguna pinza, vigilando las aperturas.

Puede estar 1 mes abierto sin problemas, siempre que apliquemos este método de conservación, pudiendo llegar hasta los 2 o 3 meses en buen estado.

Envases herméticos

Otra opción es poner el café dentro de un envase que cierre herméticamente, como podría ser un tupperware o fiambrera, ya que aseguran un muy buen sellado. Otra opción, sería el frasco de cristal, por su buen cerrado.

El elemento fundamental para la buena conservación del café molido, es que sea un producto de calidad y con un cierre fácil, que no nos exija demasiadas complicaciones, pero selle bien el producto. Por ello, sin duda la mejor opción son las bolsas con cierre fácil.

Últimas entradas

Cómo conservar el café molido

Servirse una taza de café y disfrutar del placer de ese momento, es uno de ...

Qué diferencia hay entre café torrado y café tostado

De algún modo, podemos decir que el café torrado es algo que, cada vez más, ...

Cafés Bofarull estrena nueva web

Desde Cafés Bofarull nos sentimos muy felices de poder anunciar la nueva web. Fruto del ...

crossmenu